Este Resumen Anual de Notificaciones recoge los datos publicados por el sistema de alerta rápida para piensos y alimentos, (RASFF en sus siglas inglesas) y viene publicándose por Ecologistas en Acción desde el 2005.

Las notificaciones por metales pesados afectan a todo tipo de alimentos e incluyen, además del mercurio, a otros metales como el cadmio o el plomo.

Durante el 2017 el número de notificaciones por metales pesados en los alimentos aumentó de forma muy importante, alcanzando un total de 228 (un 54 % superior al año anterior) lo que supone el mayor valor de la última década y afectando a todo tipo de alimentos siendo la presencia de mercurio en el pescado y otros productos pesqueros la primera causa de notificación y, en la mayor parte de los casos, con origen español.

De las 228 notificaciones presentadas 106 fueron de alerta. [1]

Del total de las notificaciones 140 fueron por contenido en mercurio en pescado y otros productos pesqueros. Y de esas 140 notificaciones 88 casos de superación de mercurio en pescado tuvieron como origen España, la mayor parte de las cuales fueron notificadas por Italia (79) de las cuales 50 fueron alertas.

España sigue en la situación de inclusión permanente entre los diez primeros países más notificados en el informe anual en los últimos años a pesar de los trabajos realizados por el punto de contacto español [2] en el 2014 a partir de la experiencia española [Página 10 del informe anual 2014].

Una vez más se han alcanzado valores muy superiores a los máximos permitidos, con cantidades de hasta 4,503 mg/kg en tiburón mako, marrajo común o de aleta corta congelado procedente de España y notificado por Italia. [3]

RASFF Annual Report 2016

Para Ecologistas en Acción la situación es mucho más grave, ya que los límites establecidos por la Unión Europea (UE) son menos estrictos que los establecidos por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), y referidos a la ingesta máxima semanal de metilmercurio (1,6 microgramos por kg de peso corporal por semana). Este criterio se ha establecido para proteger al feto en desarrollo expuesto al metilmercurio a través de alimentos contaminados ingeridos por la madre embarazada.

Ante esta situación, Ecologistas en Acción cree que puede ser muy positiva la entrada en vigor del Convenio de Minamata sobre el Mercurio pero subrayamos la importancia de obligar a los gobiernos a reunir los datos necesarios para una aplicación eficaz del convenio, ya que hay alternativas al mercurio pero no a la cooperación mundial y es fundamental que los gobiernos del mundo se comprometan a reducir esta peligrosa neurotoxina.

Resumen de una década [4]

Años Notificación metales pesados alimentos Alerta metales pesados alimentos Notificación mercurio
en pescado
Alerta mercurio
en pescado
Notificación mercurio origen España Notificación mercurio origen España notifica Italia Alerta mercurio origen España notifica Italia
2008 156 32 85 32 76 35 22
2009 185 53 90 37 72 32 16
2010 144 55 77 41 69 47 29
2011 152 55 74 28 45 27 14
2012 130 46 70 27 39 32 19
2013 145 63 95 41 57 44 32
2014 191 89 113 62 69 56 42
2015 139 67 102 56 69 50 34
2016 149 64 99 53 68 54 37
2017 228 106 140 82 88 79 50

Notas

[1] Tal notificación de “alerta” se envía cuando presenta un riesgo grave el contacto con un alimento, pienso o material que está en el mercado y cuando es, o podría ser, necesaria una actuación urgente en un país distinto al país notificante.

[2] Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN)

[3] Según la normativa comunitaria, el nivel máximo permitido de mercurio en los productos pesqueros es de 0.5 miligramos por kg; si bien, en estas especies o el atún, que siguen siendo las especies con más superaciones, se permite un nivel máximo más alto; de un miligramo por kg.

[4] Elaborado por Ecologistas en Acción. Fuente: RASFF